Un CRM (Customer Relationship Management) no es más que un programa dedicado a almacenar, organizar y gestionar la información de nuestros clientes para así llevar un mejor control de las ventas.

La gente suele pensar que un CRM solo es necesario para las grandes empresas y que son una herramienta cara. Sin embargo, un CRM puede convertirse en el principal motor de ventas de tu empresa o comercio, da igual el tamaño.

Por otro lado, un CRM nos permitirá gestionar de manera inteligente a nuestros clientes, anticiparnos a sus necesidades y captar nuevos compradores para nuestros productos y servicios.

¿Cuales son los beneficios de tener un CRM?

1. Convierte a los prospectos en clientes

Un prospecto es una persona con una necesidad específica y que busca satisfacerla entre varias posibilidades.

Puedes aprovecharte de esto y convencer a tu cliente de que eres la mejor opción para él y que tu producto es capaz de cubrir sus necesidades. Es por ello que deberás captar su atención y hacer que se convierta en un comprador.

2. Atrae mejores clientes

Mientras más información tengas de tus prospectos, más fácil se te hará seleccionar al cliente modelo.

Debes centrarte en estos porque son aquellos clientes que te serán más fieles y seguramente serán los que más beneficios darán a tu empresa.

3. Crea relaciones duraderas

Cada vez que realices una venta recuerda centrarte en las necesidades de cada prospecto y cómo tu solución los ayudará.

Usando la plataforma CRM podrás:

  • Saber que tipo de comunicación debes emplear con cada cliente.
  • Las metas y los desafíos que tu empresa quiere alcanzar ya sean a corto o a largo plazo.
  • Saber en qué tipo de servicio o producto han invertido anteriormente tus clientes y conocer que es lo que buscan.
  • Saber cuándo comunicarse con los clientes para generar un impacto mayor.
  • Crear ventas con un retorno de inversión poderoso.
  • Cuando se habla del retorno de inversión nos referimos a un regreso de la inversión. Se enfoca en la medida de beneficio contra la pérdida. Es utilizado con frecuencia para comparar proyectos de inversión y la rentabilidad de la empresa.

Nada le gana a la retención de los ingresos. ¿Tus actuales productos son estables a nivel económico? ¿Sí? Entonces se te hará más fácil poder invertir en nuevos productos para ofrecérselos a tus clientes.

4. Colaboradores más productivos

Cuando trabajas con un CRM, los colaboradores se pueden librar de algunas tareas repetitivas. De esta manera podrán enfocarse en tareas de mayor importancia, trabajar con los clientes y hacer que la productividad de tu equipo crezca.

5. Mayor retención de clientes

Como vendedores tenemos que entender la relación con cada uno de nuestros clientes. Esto te ayudará a llegar a las cuestiones que en verdad les importan.

Usa tu CRM en cada parte del ciclo de vida de tu cliente. También para hacerles llegar información relevante a su situación y características y mantener tu relación estable.

De esta manera lograrás crear una experiencia única entre tus clientes y tu departamento comercial.

Si te ha quedado alguna duda sobre esto o necesitas que te ayudemos a implementar un CRM gracias al Kit Digital, puedes escribirnos sin compromiso.

Abrir chat
💬¡Hablemos de tu subvención!
Escanea el código
Onna Digital
¡Hablemos de tu subvención!